La atención de una madre

Nuestras madres son un divino regalo de Dios, las cuales siempre estarán ahí para nosotros y sin importar nuestras fallas, estas siempre nos perdonaran y ayudaran a superar los percances. Se dice que el amor de madre es único y que si no eres madre (siendo mujer) jamás conocerás ese amor.

Madre e hijo

Siéntate a pensar en tú primera apendicitis o cualquier enfermedad de cuando joven/niño y la atención que te ofreció tu madre, posiblemente fue una de las mejores sensaciones que hayas tenido.

Si por cosas del destino ya tu madre ha partido de este mundo, procura recordarla con amor y siéntete orgulloso/a de haber sido hijo/a de una mujer horrada con sus hijos, ya que al final solo nos llevamos las buenas experiencias al morir.

read more